Rutas y senderos por la Comarca del Asón-Agüera
TURISMO RURAL
RUTAS DE SENDERISMO EN:
Rutas Valles pasiegos
Rutas Asón - Agüera
Rutas Costa Oriental
Rutas Costa Central
Rutas Costa Occidental
Rutas Liébana - Picos
Rutas Saja - Nansa
Rutas Besaya
Rutas Campoo
GUIARURALCANTABRIA.COM
Contact@

Rutas y senderos por el Valle del Asón-Agüera

RUTA 5 - SUBIDA AL PICO PORRACOLINA

Salida: Bustablado, localidad a 4,5 Km. de Arredondo, situada al comienzo de la ascensión al Puerto de Alisas.
Llegada: Asón, localidad a 3,4 Km. de Arredondo, situada de camino hacia Soba por el puerto de Collados del Asón
Distancia y tiempo aproximado: 15 km, 4 horas y 45 minutos
Desnivel: 1164 metros de ascenso y otros tantos de descenso
Dificultad: Media

Descripción de la ruta:
El Porracolina, con sus 1.414 metros, es una de las cumbres indicadas para iniciarse en la montaña. De altitud moderada y cerca de importantes núcleos de población, exige un cierto esfuerzo que queda compensado por la magnífica panorámica sobre Cantabria. Si bien es posible ascender por diversas rutas, la que nos ocupa plantea la ascensión desde el pueblo de Bustablado para concluir en la localidad de Asón, discurriendo todo el camino por el municipio de Arredondo.

Comenzamos por tanto en el pueblo de Bustablado, concretamente en el barrio de La Iglesia, tomando la carretera que lleva al cementerio y dejándolo a nuestra derecha. Tomamos un sendero sinuoso y muy pendiente que deja a la derecha una plantación de pinos para alcanzar poco después un pequeño collado conocido como el "Picón del Aire".

Continuamos por un bosque de hayas, avellanos, robles, abedules, etc. conocido como Tiujo la Llusa. El camino rodea unos prados con cabañas para salir poco después a la Sierra de la Mazuela, por la que seguimos ascendiendo suavemente.

Llegaremos a un pastizal llamado Espinajones, a las faldas de la Len de Peñas Gordas, dejando a la izquierda la hoya del Bocebrón. Pasadas las cabañas y prados de Espinajones, remontamos por la derecha la falda de la Len de Peñas Gordas por un dura pendiente herbosa, la más pronunciada de toda la ascensión, para alcanzar el collado de Hormigas.

Desde aquí ya podemos disfrutar de la magnífica panorámica de Peña Rocías hacia el Este y la Porra de Hormigas y las Enguinzas, hacia el Oeste. Al frente, comienza a verse la cima del Porracolina. Continuamos por una calleja bien marcada, que nos lleva al alto de Pipiones, dejando a la derecha, en la canal que desciende a Calseca, el cabañar disperso del Mortero.

Llegamos al llamado Alto de Pipiones, donde hay posibilidad de tomar agua bien fresca en la Fuente del Hambre, la cual se encuentra en uno de los hoyos existentes al pie de la Porra. El último tramo de la ascensión es bastante empinado, alrededor de cien metros de desnivel; superados los mismos, nos encontramos en la cima del pico Porracolina, señalizada por un mojón del Instituto Geográfico Nacional y que constituye uno de los mejores miradores naturales de la región.

En días despejados se puede divisar prácticamente toda Cantabria: el Mar Cantábrico, Santander y su bahía, la costa oriental, los Picos de Europa, las montañas del Alto Asón y de Vizcaya.

El descenso se realiza por el lado contrario al de la subida, hasta alcanzar el collado de la Mina, del cual parten caminos opuestos hacia Calseca y Asón. Tomamos el último, que reconoceremos por la existencia de un grupo de tres cabañas bien conservadas, al inicio de la canal, que desciende hacia Rolacia.

Continuamos el descenso por el camino que transcurre entre cierres de piedra de prados, para alcanzar poco después las Llanas de Sotombo, zona herbosa de pasto libre. Tras pasar junto a un abrevadero, el camino va zigzagueando para librar la pronunciada pendiente. Cuando dejemos atrás una pequeña mole de piedra, daremos vista al praderío de Rolacia.

Dejando una zona de arbolado a nuestra derecha y la Peña de Rolacia a la izquierda, pasamos junto a una cabaña con agua y dos prados que dan paso al Invernal de Rolacia, formado por unas veinte cabañas dispersas al abrigo de la Peña de Rolacia y de la Len la Cabañera donde es frecuente oir a los corzos. El camino se interna en un hermoso bosque de hayas, alisas, álamos, nogales, castaños, espinos, endrinos, saucos, avellanos, robles... En una vuelta del camino, ignoramos una senda que sube y continuamos la bajada junto al cauce del río Carcabón que queda a nuestra derecha y que divide los términos municipales de Soba y Arredondo.

En el último tramo, cruzamos varias veces el río, pasamos junto a la casa conocida como La Cárcava, desde de donde se sale al puente del Raposillo que cruza sobre el Asón. Desde aquí, un sendero parte hacia la cascada en la que nace el río Asón, pero nosotros saldremos a la carretera que baja del valle de Soba y en apenas trescientos metros, llegamos a la localidad de Asón, final de la ruta. 

[ruta anterior] [ruta siguiente]

 
[subir]